DESPROGRAMACIÓN
BIOLÓGICA

Inscripciones e Información:

Raquel Colorado
Tel: 674 219 888

info@lazosalmundo.org


Lo que atormenta a los hombres no es la realidad, sino la idea que se hacen de ella.
Epícteto


"Donde termina la Biología, comienza la religión"


"Si 50 millones de personas creen una tontería, sigue siendo una tontería."
Anatole France





Las creencias antiguas son difíciles de erradicar incluso aunque sean demostrablemente falsas
Edward O. Wilson









 

 

"La peor enfermedad, la ignorancia."

El interés de esta página web es el de comunicar al mundo los descubrimientos a los que me ha conducido la búsqueda de la curación del autismo de mi hijo Andrés.
Realmente poco importa lo que haya realizado antes, pues ha dejado de tener sentido para mí después de comprobar que estos descubrimientos son ciertos y precisos.

Me refiero a los descubrimientos sobre el funcionamiento biológico de los seres vivos realizados por diferentes investigadores, combinado con los últimos y precisos descubrimientos del funcionamiento del cerebro automático.
Son sus ideas y descubrimientos los que he utilizado para mi curación de varias enfermedades que condicionaban mi comportamiento y mi calidad de vida.

El cambio importante es el siguiente, la enfermedad es la expresión de un programa inhabitual de supervivencia puesto en marcha por nuestro cerebro automático como adaptación a una situación vital para nuestro organismo cuerpo-psique. Para más profundidad puedes leer este artículo "¿Cómo se crea una enfermedad?"

Estos miedos y actitudes que habíamos desarrollado los padres para adaptarnos al medio natural en el que vivíamos, son los que se transmitieron de manera autómatica a mi hijo durante la concepción y el embarazo, y sin ninguna culpabilidad y de forma natural, se habían grabado en su cerebro modificando su conducta de manera tan espectacular como es el autismo.

A partir de noviembre del 2006 comenzamos a seguir terapia de Desprogramación Biológica, y en 2007 comenzamos el primer curso, así mientras aprendiamos el funcionamiento de las leyes de la biología en el proceso enfermizo, ibamos tomando conciencia de las causas de la enfermedad y poníamos en marcha nuevos proyectos para su curación.

Unos años antes, desde el diagnóstico de autismo a nuestro hijo, intentamos diferentes terapias sin resultado. Después de un periplo por diferentes personajes relevantes en el mundo de las terapias alternativas, con la Desprogramación Biológica, que no es alternativa sino complementaria, conseguimos que nuestro hijo comenzara a hablar. Ahora se comunica con mucha claridad, puede ponerse en el lugar del otro, sabe leer, etc...
Así conocí en 2004 a Alejandro Jodorowsky, del cual aprendí la importancia del árbol genealógico en nuestras vidas y en nuestras elecciones, y en lo que pensamos y sentimos. Más tarde a su hijo Cristóbal, que hacía talleres terapeuticos y que humildemente nos dijo no poder ayudarnos con el autismo de nuestro hijo.
Luego hice terapia con las constelaciones familiares de Bert Hellinger, de las cuales acabé estudiando el primer año de formación para terapeutas con la Dra. Elisabeth Corredor.
Todo esto sin ningún resultado.

Por entonces intentamos la terapia de la alimentación biológica, es decir, según unos descubrimientos norteamericanos los niños autistas tenían mucha permeabilidad del intestino delgado produciendo los síntomas autistas debido a que las cadenas demasiado largas de proteinas adsorvidas se convertían en pseudo-opiaceos que atontaban a los niños, los anestesiaban y les hacían tener conductas extrañas y numerosas rabietas. Esto sacrificó a su madre y nuestro bolsillo pues teniamos que cuidar que no comiera una enorme lista de alimentos, además de tener que alimentarle con sólo algunos alimentos de origen biológico, para evitar la ingestión de las supestas toxinas que envenenaban su organismo. Esto ahora sé que no es exactamente así!

Por suerte conocimos al terapeuta Bernard Ligonniere que aplicaba la terapia de Desprogramación Biológica de una forma particular. A partir de Abril del 2007 al niño empezamos a permitirle comer de todo, y después de algunos tomas de conciencia y de cambios en nuestras creencias y conductas, nuestro hijo comenzó a hacer avances espectaculares.

Los cambios que hemos vivido los padres y los proyectos vitales que entonces comenzamos ya están en marcha dando sus frutos, pero se ha necesitado su tiempo para ir adaptándonos a esas nuevas ideas, pensamientos y actitudes.

Por eso ahora propongo a todos los padres de niños con transtornos del desarrollo a que sigan ellos una terapia de sanación y transformación de sus conflcitos para que mejoren sus hijos.

Óscar Hurtado

 

 

 

 

 

 
     

©2007 Lazos al Mundo Todos los derechos reservados | info@lazosalmundo.org webmaster: pod2011@email.it